Connect with us

The best in class

Técnicas para «leer» al consumidor

Published

on

Por Diana Bello Aristizábal

Saber con exactitud cuál es el producto ideal de las personas, diseñar nuevos artículos o mejorar los ya existentes, así como elaborar estrategias de comunicación, son algunos de los usos que se les pueden dar a tres métodos que desde la estadística, la neurociencia y el psicoanálisis arrojan resultados exactos sobre qué piensan y sienten los consumidores.

 En los últimos 50 años, en el mundo de la investigación de mercados se ha venido trabajando en crear técnicas para obtener información más precisa sobre qué piensan, sienten, perciben, analizan y, en definitiva, quieren y esperan los consumidores de todos los productos que utilizan. Algunas de ellas les han permitido a las empresas tomar acertadas decisiones de negocio, mientras otras han fallado por no haber considerado múltiples variables que influyen en la calidad de los datos obtenidos.

Así las cosas, herramientas tradicionales para estudiar las preferencias de los usuarios, su estilo de vida, gustos, emociones y aspiraciones, como las entrevistas, encuestas o focus groups, por citar algunas, han supuesto en la práctica una serie de dificultades por el hecho de que muchas veces lo que expresa quien es objeto de estudio no se corresponde con lo que verdaderamente desea.

En ocasiones, por ejemplo, el entrevistado se deja influenciar por su acompañante; busca ser condescendiente con quien lo está analizando; ha tenido un mal día, situación que incide en sus respuestas; no dispone de mucho tiempo, por lo que contesta a la ligera o simplemente no tiene claridad sobre qué espera o percibe de aquel bien o servicio sobre el cual le están preguntando.

Es así como algunas marcas se enfrentan a los efectos de no haber obtenido información de alta calidad y, en consecuencia, pierden grandes sumas de dinero en estrategias, campañas, al igual que en el diseño y lanzamiento de productos que no tienen el impacto esperado. Por tal razón, cada vez es más frecuente que los responsables del departamento de marketing recurran a técnicas más precisas en las cuales se integran diferentes disciplinas que, al ser aplicadas en el mundo del mercadeo, posibilitan un acercamiento más profundo con los consumidores. A continuación, tres de ellas.

 

Sensometría: el juego de los sentidos

Este método, aunque antiguo, se modernizó y mejoró en el año 2002, aprovechando los avances tecnológicos de los últimos años. Su origen se remonta a la década de los sesenta, momento que marcó los inicios de la programación e informática moderna, cuando se utilizó básicamente para estudiar las preferencias y percepciones de los consumidores.

En la actualidad, se trata de una poderosa herramienta estadística, exitosa en países como Francia, por medio de la cual es posible «cuantificar las percepciones sensoriales que tienen las personas sobre cualquier tipo de producto, aunque ha sido ampliamente difundida en el segmento agroalimentario y de perfumes», explica Belchin Adriyanov Kostov, estadístico y magíster en Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Politécnica de Cataluña (España), a quien la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito invitó para que hablara sobre las nuevas aplicaciones de la sensometría.

Pero ¿cómo funciona? El primer paso es organizar una cata sobre un determinado alimento, bebida o perfume, con el fin de identificar con qué olores, sabores, texturas o sensaciones relacionan los catadores el producto objeto de análisis. Al respecto, Kostov aclara que esta tarea la pueden efectuar un panel de expertos (quienes conocen muy bien la técnica de evaluación sensorial) o un grupo de consumidores sin ninguna experiencia en el tema. «Eso depende de las necesidades de la marca», sostiene.

Durante la dinámica, cada participante debe probar una serie de productos y darle un puntaje a cada uno, no según su punto de vista o forma de pensar, sino de acuerdo con la sensación que le produce a los sentidos. Por ejemplo, en una cata de una marca de chocolates el catador debe oler, tocar, observar color y consistencia, así como saborear minuciosamente seis tipos de chocolates ubicados de manera aleatoria en un recipiente. Al final, quien evalúa debe calificar por separado cada variable implicada en el proceso (astringencia, concentración de cacao, de leche, dureza, olor, color, etc.).

Posteriormente, las percepciones suministradas por los catadores se procesan en un softwareespecializado llamado SensoMineR, el cual arroja datos estadísticos exactos que pueden usarse después para elaborar estrategias de marketing, hacer control de calidad de productos, verificar si una marca cumplió o no con las expectativas que se esperaban de ella o, incluso, para diseñar y lanzar un artículo nuevo al mercado.

«El programa caracteriza y discrimina los datos sensoriales, estableciendo cartografías de preferencias, evaluando el rendimiento de un panel de jueces y comparando las apreciaciones de los panelistas. Recientemente, se le incluyó una nueva aplicación que ayuda a determinar cuál es el producto ideal de los consumidores», cuenta Belchin Adriyanov Kostov.

Freixenet, marca líder en el planeta en la producción de cava, vinos y espumantes de alta calidad, ha tenido una experiencia satisfactoria con la técnica. Según Jordi Torrens, miembro del staffenológico de la compañía, luego de varios proyectos de investigación en los cuales se tomó como base la sensometría, la marca pudo «clasificar nuestros vinos y cavas, lo cual nos permitió conocer cuáles son las características del producto que más aprecia cada segmento».

Con respecto al posicionamiento de los productos en el mercado, el programa sirvió para describir los rasgos sensoriales que diferencian las cavas y vinos de Freixenet de la competencia. «Realmente se nos abrió una nueva perspectiva en aquellos frentes donde el análisis sensorial debe estar presente: desde conocer el recibimiento de nuestros productos en el mercado, para su posible optimización o adaptación, hasta impulsar el lanzamiento de nuevos vinos», asegura Torrens.

 

Neuromarketing: la ciencia al servicio del mercadeo

Para nadie es un secreto que en los últimos años esta técnica se ha aplicado masivamente en numerosas marcas de diferentes categorías. Sin embargo, pese a su popularidad en varios países, no es un método que cualquiera pueda desarrollar con éxito, pues implica un conocimiento especializado en neurociencia y, al mismo tiempo, en mercadeo. Debe aplicarse de manera juiciosa y siguiendo algunos lineamientos.

Felipe Jaramillo, presidente de NeuroFocus Colombia, compañía respaldada por Nielsen, la empresa de investigación más grande del mundo, explica que el neuromarketingconsiste en realizar estudios de mercado fundamentados en técnicas de medición y análisis neurocientífico. «Lo que se hace es medir las respuestas cerebrales de los consumidores por medio de unos equipos de electroencefalografía (exploración que registra los impulsos eléctricos del cerebro) con los cuales es posible entender qué está pensando o sintiendo una persona al ser expuesta a un estímulo», dice.

Así, con esta herramienta se miden las zonas y los circuitos neuronales que se activan cuando alguien observa un comercial de televisión o un empaque, por ejemplo. Para lograr tal acercamiento, la metodología se complementa con el eye tracking, una tecnología que permite identificar el punto exacto en el cual se concentra la mirada del consumidor objeto de análisis. «Cuando se obtiene esta información, el siguiente paso es determinar si la respuesta frente al estímulo fue favorable o no», explica el experto.

Con todo, el método va un poco más allá, pues, además de que se considera el foco visual, se estudia también lo que se oye, huele, siente o prueba; es decir, se trata de toda una experiencia multisensorial. Dada la complejidad del procedimiento, es necesario contar con la asesoría de un grupo de científicos expertos en neurociencia que puedan estudiar los datos recogidos del cerebro humano. En tal sentido, aunque en teoría cualquiera podría hacer una medición de la actividad cerebral con un equipo destinado para tal fin, el secreto del neuromarketingradica en la manera en que se analiza la información.

Naturalmente, también es indispensable que la compañía que se dedique a este campo cuente con un sólido equipo de especialistas en mercadeo, quienes deberán comprobar la viabilidad del método en el mundo del marketing y los negocios. Algunos de los ámbitos en los que se puede aplicar son deseo publicitario, salud de marca, diseño y prueba de productos y servicios, empaques, testeo publicitario y análisis de la experiencia de compra.

Felipe Jaramillo recuerda algunos casos de éxito. Por ejemplo, gracias a un estudio que lideró su compañía, una marca de snacksaumentó sus ventas en un 14% tras descubrir que el momento más importante de consumo es el primer crunch(mordisco). Así mismo, con una marca del segmento de las bebidas se pudo identificar que el empaque del producto no generaba una respuesta cerebral favorable entre los consumidores. Al cambiarlo, subieron los ingresos exponencialmente.

 

El psicoanálisis en el marketing

Encontrar respuestas al mundo del «por qué» del consumidor es, quizás, una de las principales preocupaciones de las marcas, ya que todas las decisiones de compra que toman las personas están influenciadas por una serie de factores que, muchas veces, no son fáciles de entender, analizar y discriminar por parte de las empresas. Esto se debe, entre otras cosas, a que se basan en información depositada en el inconsciente.

Pensando en esa necesidad del mercado, una compañía colombiana decidió unir el psicoanálisis –antigua práctica terapéutica fundada por Sigmund Freud por medio de la cual se asocian las palabras, actos, sueños, fantasías y delirios de un individuo– con el mercadeo.

«El objetivo de nuestra técnica es ir más allá de lo que expresa o dice una persona para observar qué tipo de circunstancias están ocurriendo a su alrededor y finalmente entender su relación con un producto», señala Olga Lucía Sinisterra, gerente de nuevos negocios de Market Team, agencia de investigación de mercados.

Para eso, un psiquiatra psicoanalista y una experta en mercadeo elaboraron un método que consiste en tener conversaciones o recurrir a cualquier otro escenario de encuentro con el consumidor, con el objetivo de observar el contexto en el que se mueve; percibir sus preferencias, comportamientos, gustos, motivaciones, frustraciones, imaginarios de futuro, y la razón de ser y el papel de una determinada categoría en su vida.

«Lo que hacemos es tratar de entender cómo está viviendo y sintiendo un producto para poder ofrecerle a la marca nuevas vías de entendimiento de lo que representa su categoría y cómo transformarla», explica el psiquiatra psicoanalista Ricardo Aponte, quien destaca como caso de éxito el trabajo que hizo Market Teampara una compañía de aceites que se había propuesto desarrollar nuevas estrategias para acercarse a su público objetivo.

De acuerdo con Aponte, el segmento de la población que estudiaba siempre eran las amas de casa como principales usuarias de la categoría en el interior del hogar. Además, al igual que otras empresas de aceites, solían promocionar sus productos basándose en los beneficios que éstos tenían para la salud (poca grasa, uso de vegetales, etc.).

No obstante, con el ánimo de hallar nuevos escenarios que le permitieran a la marca diferenciarse, Market Teamdecidió hablar con empleados de restaurantes, escuelas culinarias, plazas de mercado y también con amas de casa, para hallar nuevas perspectivas del aceite por medio de la exploración psíquica. «La idea es que el ejercicio sea lo más parecido posible a una sesión terapéutica en la cual un psicoanalista lee entre líneas a su interlocutor, porque tiene el conocimiento necesario para hacerlo, en lugar de tener listo un formulario de preguntas», comenta Olga Sinisterra.

Tras aplicar esta técnica, la marca aprendió que podía abordar a su público objetivo utilizando otros caminos que no tuvieran que ver con la salud pero sí con la funcionalidad misma del aceite, como por ejemplo si se calienta o no demasiado, lo cual tiene una implicación directa en el plato final. A partir de los resultados obtenidos, esta compañía desarrolló nuevos productos que actualmente se encuentran en fase de preproducción. Además del caso mencionado, se ha usado el psicoanálisis en ocho procesos más.

 


 

EXMA Magazine recomienda

  1. Pedirle a la compañía especializada en estudiar al consumidor que usted piensa contratar, que le muestre casos de éxito que respalden el trabajo que desempeña.
  2. Tener presente que entender al consumidor es fundamental para triunfar en el mundo de los negocios. Por eso, vea cualquier herramienta de medición como una inversión a largo plazo y no como un gasto innecesario.
  3. Tomar en cuenta el sexo, además del nivel socioeconómico y la ubicación geográfica, al momento de segmentar su público objetivo, pues se sabe que el cerebro del hombre y el de la mujer funcionan de manera diferente, lo cual influye en la forma en que las personas responden al mercadeo y la publicidad.

Exma Magazine es una publicación especializada en mercadeo, cuyo principal objetivo es informar y actualizar sobre esta industria que cada día cobra mayor fuerza a nivel mundial. Así mismo, su interés es agremiar y posicionar aún más la industria del marketing en nuestro país.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marketer Life

¿Qué es el “Influencer Marketing”?

Published

on

Por: Julien Gustave Roche – Estratega de Marca – Influencer Marketing Expert. @juliengustave

Muchos crecimos viendo las películas americanas que nos contaban la idea de cómo en la universidad o en el colegio se alcanzaba la popularidad, de cómo unos pocos se llevaban el reconocimiento y las miradas de todo el mundo, de cómo ellos eran quienes ponían las condiciones en los entornos, de cómo por medio de sus recomendaciones su alrededor se comportaba. Pues bien, esto no ha cambiado. Nos comportamos exactamente igual en la sociedad, reaccionamos por la influencia de otros a los que seguimos. El comportamiento es el mismo desde cientos de años atrás, lo que cambió realimenta fue el canal y esto hace la diferencia. Me gusta ser práctico y simple para explicar los conceptos; es la manera real en la que se puede interpretar de manera clara la información.

¿Por qué replicamos comportamientos? Contamos con una neurona espejo que se activa para replicar acciones y pensamientos que se vuelven parte de nuestros comportamientos. Esta neurona se activa en el momento en el que nacemos, abrimos los ojos y empezamos a replicar lo que vemos. Esto mismo es lo que ocurre en nuestras decisiones de compra, recibimos recomendaciones y salimos a tomar decisiones. De esta manera, conductualmente buscamos identificarnos, soportar nuestra decisión y hacer parte de los que seguimos.

Así empieza a construirse lo que hoy es el “Influencer Marketing”, un movimiento natural del ser humano, amplificado por las nuevas tecnologías y las herramientas que nos permiten seguir y que sigan nuestras vidas de manera pública: las redes sociales.

En 2017, empieza el auge de los “influencers” en Instagram, en donde este nuevo modelo de poder de influencia empieza a mostrar su fuerza y las marcas a identificarlo. Es allí en donde el mercado y los seres humanos piden a gritos darle protagonismo a los influenciadores. Estos personajes, bloggers, son generadores de contenido que se vuelven nuestro nuevo ícono popular, los nuevos guías de compra.

Pero volviendo atrás, ¿por qué nace la necesidad de las marcas por apropiarse de este espacio? En 1920, nace uno de los primeros casos en los que una marca se quiso apropiar de un influenciador. La marca fue Coca-Cola, quien quiso acercarse más a sus consumidores con un mensaje más humano y menos comercial, un mensaje honesto, un mensaje real. ¿A quien habrían escogido ustedes? Piensen por un momento…
Así es, nuestra estrella, nuestro buen amigo Papá Noel o Santa Claus. Allí, las marcas vieron los beneficios de la recomendación intermediada, el beneficio de llevar el mensaje por medio de alguien que pudiera humanizar y acercar el producto.

Volviendo a la actualidad, los generadores de contenido buscan esto mismo, convencer e influenciar a sus nichos para replicar sus comportamientos, y las marcas no quieren perder la oportunidad de estar ahí. Es importante destacar que la estrategia debe ser cuidadosamente diseñada para que nuestro objetivo tenga efecto. ¿Qué parte del Funnel marketing quieres atacar? ¿Dónde está tu necesidad? ¿Quieres llegar a más personas para generar recordación de marca, o queremos dar en el punto exacto de la consideración, o mejor queremos llevar a nuestros consumidores a una decisión de compra inminente? Sí, todo esto puede hacerlo el “Influencer Marketing”.

¡Acá algunas recomendaciones para diseñar tu estrategia!

1. A menos “Reach”, mayor influencia.

2. A mayor influencia, menos “Reach”.

¿En quién crees más: en lo que te recomienda tu madre o en lo que diga un actor o actriz? Acá depende de qué quieres lograr.

3. Reconoce que el influenciador o generador de contenido tenga el mismo propósito de vida o sea afín al que comunica tu marca.

4. Busca que el contenido de tu marca sea flexible de comunicar para que el lenguaje sea natural y permita al influenciador ser real.

5. Haz de las tendencias en redes una oportunidad para generar contenido de tu marca con tus influenciadores. Ejemplo: 10 years challenge.

6. Usa la red social con la cual tu audiencia interactúa mejor. Revisa cuál debe ser la más apropiada.

Espero haya sido de su interés este contenido.

Continue Reading

BookMall

THx* / Experiencias Tecno-Humanas

Published

on

Por: Juan Esteban Cock Vélez / CEO Heart by Grupo CCP

 

Es sorprendente nuestra capacidad de reinventarnos permanentemente. Cada Revolución Industrial ha traído un sinnúmero de retos a la humanidad, que transforman nuestra forma hacer las cosas, nuestras economías, nuestra cotidianidad, nuestra forma de comportarnos, e incluso lo que significa “Ser Humano” se ha llegado a replantear en los últimos años.

A principios del Siglo XX, el 60% de los norteamericanos dependían de la agricultura para su sustento diario. A pesar de que su población aumentó exponencialmente en el último siglo, hoy por hoy, solo el 4% de sus habitantes dependen de este sector. Esto quiere decir que, gracias a la tecnología, hay más eficiencia en la siembra y recolección de sus campos, surgiendo además, cientos de oficios diferentes que han permitido mantener vital su economía.

En las últimas décadas, las industrias y los empleos han sufrido cambios vertiginosos con la llegada imparable de nuevas tecnologías, a tal punto que muchas marcas y corporaciones globales infortunadamente no han soportado este tsunami, y hoy ya no están ni siquiera en nuestros anaqueles mentales.

La Cuarta Revolución Industrial (4IR, su sigla en inglés) propone integrar lo físico, lo digital y lo biológico, lo que representa retos inmensos para los líderes empresariales de hoy.

El cómo abordar esta Transformación Digital es el desvelo de la mayoría de las organizaciones modernas. Se habla en cada mesa de trabajo de cual sería el camino más idóneo para lograrlo antes de que la competencia lo haga.

Desde mi óptica, no habrá transformación digital si no hay una transformación cultural, y a su vez no será posible si no nos transformamos como individuos. Debemos salir de nuestra propia zona de confort para lograr ser competentes en este nuevo mundo que está frente a nosotros.

Nuestra inteligencia no puede ser artificial y, para lograrlo, el conocimiento debe ser una constante. Siento apropiadas las palabras recientes de Leo Rafael Reif, Presidente de MIT, cuando le preguntaban acerca del futuro de la educación: “se acabarán las carreras tradicionales. En lugar de pagar para ir a la universidad cuatro o cinco años y recibir un título con información que ya caducó, entrar a la universidad será algo así como comprar una suscripción a una revista. Vas a mantener acceso a cursos que te permitirán estar actualizado de por vida”. Es decir, dependerá de nosotros y de nadie más. Tendremos que aprender a aprender.

Las áreas de Talento Humano deberán trascender de su rol técnico y operativo, y convertirse en unidades estratégicas y creativas, para facilitar la inclusión de estas nuevas tecnologías a nuestro quehacer diario.

La robótica y la inteligencia artificial abren las puertas de un universo maravilloso pero desconocido aún para el marketing e incluso para la ciencia. La ética será más relevante que nunca. A pesar de que ya se vislumbran grandes oportunidades que posibilitarán la generación de experiencias “cuasi mágicas” a través de dispositivos y plataformas, no podremos olvidarnos que todo lo que se desprenda de la tecnología, es imitable de forma casi automática.

En la medida que todo se vuelva digital, las experiencias humanas serán más relevantes que nunca.

Continue Reading

Marketer Life

¿Por qué las empresas necesitan mujeres líderes?

Published

on

Por: Ana Eloisa Zuniga – www.soymujermas.com

 

La situación laboral de las mujeres ha mejorado con los años, pero los cambios favorables siguen siendo mínimos si se comparan con la realidad masculina en las organizaciones. En Colombia, según un estudio de KPMG, del 100% de las trabajadoras colombianas solo el 7% puede ubicarse en una posición directiva.

Este porcentaje resulta ser alto en relación con otros países en el mundo, a partir del comparativo que hace la Organización Internacional del Trabajo, pero se queda corto si se analiza a la luz de otras realidades discriminatorias por cuestiones de género que se siguen presentando como los estereotipos o la diferencia en los salarios.

En el país, son más mujeres que hombres quienes se preparan profesionalmente. Aunque el talento femenino hace parte del mercado laboral al ir aumentando la escala jerárquica, la presencia femenina disminuye, encasillando a las mujeres en cargos medios y bajos. Este esquema es lo que se denomina segregación vertical, en el cual las dificultades para desarrollar la carrera profesional y llegar a posiciones de liderazgo se hacen presentes.

Entre los motivos para no contar con mujeres en cargos representativos de dirección, el principal sigue siendo el de los estereotipos. Desde el mundo empresarial predominan los que creen que no son capaces de desarrollar capacidades de liderazgo, el poco equilibrio que pueden lograr entre la vida personal y laboral, la brecha salarial y las expectativas que les colocan a las que son madres para que privilegien su faceta familiar sobre la profesional.

Sin embargo, no solo desde esta orilla se producen barreras. Las mismas mujeres producen otras que obstaculizan su carrera en una organización a través del “techo de cristal”, el cual se pone de manifiesto por las formas en que han sido criadas, las normas sociales, los patrones culturales, el miedo y la desconfianza que les hacen creer que el puesto en el que se encuentran está bien y no pueden aspirar a tener la misma igualdad de oportunidades que los hombres para acceder a un cargo de dirección importante.

Un ejemplo evidente de este fenómeno viene desde los datos, que son contundes para entender estas situaciones. De 1.259 empresas de América Latina y el Caribe que tienen valor en la bolsa, solo 37% tienen a mujeres entre sus directivos frente a un aplastante 73% que carece de ellas en posiciones de liderazgo.

Dejando de lado este panorama, las cifras, estudios y encuestas de las empresas que tienen en su Junta Directiva a una mujer con un cargo de decisión, son favorables. El liderazgo empresarial con visión femenina trae varios beneficios a las organizaciones que deciden hacer parte de él: toma de decisiones con mayor rigor, mejores resultados, retención del mejor talento, mayor inversión en investigación, respuesta rápida en situaciones de cambio e innovación.

Además, no solo resulta beneficioso en temas de productividad, sino que en las compañías donde la equidad de género es evidente, la cultura organizacional mejora, hay espacios menos corruptos, oportunidad de diferentes puntos de vista, conciliación y ambientes de trabajo más colaborativos.

En conclusión, necesitamos más mujeres en puestos de dirección. El talento femenino merece tener una ventana donde pueda demostrar de lo que está hecho, las capacidades que ofrece y las mejoras que trae al contar con él. Se trata de crear gestiones exitosas donde la disciplina y la determinación estén presentes por medio de una mujer que entiende lo que requiere su organización y facilita a través de sus habilidades el cumplimiento de las metas empresariales. Tener comportamientos inclusivos que incidan en la participación de la mujer en la empresa, se trata de un buen negocio.

Continue Reading

Trending

0

Tu carrito