Thinkers

5 claves para emprender

Gabriel Harting – Experto en Shopper Marketing 2017-03-07

Emprender en algunos casos es la frase de moda, lo que algunos eruditos en la materia denominan como la forma más feliz de llevar la vida, y lo que hacen algunos otros  que toman en cuenta algunas frases trilladas de expertos que antes han hecho tal o cual cosa.


 Y es que a veces los emprendedores por naturaleza buscan inspiración y motivación en las historias de otros, quizás para convencerse de que lo que están haciendo y la manera en que lo están haciendo es la correcta y así darse cuenta  de que las mejores ideas de negocio o emprendimiento, simplemente se inician con la inspiración correcta y esa inspiración eres tú.


En mi andar por el mundo de emprendimiento en Venezuela y Latinoamérica, sumado a formarme en el estructurado mundo corporativo de trasnacionales, me di cuenta de que hay cinco factores que motivan a quienes toman la decisión de emprender:


1- Independencia Financiera
Aquel que por una razón u otra, se cansó de tener un salario mensual.


2- Independencia Profesional
Ese que ya no soporta tener un jefe y quiere ver sus ideas hechas realidad.


3- Oportunidad de Mercado
Aquel que estudia los mercados y detecta oportunidades en un mercado potencialmente fértil.


4- Resolver un problema
Ese que sabe que le está resolviendo un problema a una base de consumo/usuarios o seguidores.


5- Crisis Profesional o Personal
Esos que culpan al destino o a la vida por empujarlos a dar ese salto de fe al emprendimiento.


A los dos primeros, mi querido amigo emprendedor, te cuento que les va bien o muy bien, hasta que se dan cuenta que no se trata de tener jefe, sino de responsabilidad, de estructura, de empuje, de motivación, de autogestión y de exigirte cada día más. Cuando la gente habla de Independencia profesional o  financiera, o de ser tu propio jefe, no te habla de las largas noches sin dormir, de que tu tema de conversación ahora se centra en cómo desarrollas esa nueva idea de negocio, que tu círculo social se limita cada vez más a quienes te entienden o al igual que tu están emprendiendo, que cuando emprendes los controles de gastos se limitan a lo más mínimo, porque debes pagar salarios de un equipo, invertir en posicionar tu marca, porque cada moneda cuenta y que esa “Independencia Financiera” no es un lugar o estado, es una forma de llevar la vida.


Por eso quienes se enfocan en desarrollar sus ideas de emprendimiento para resolver un problema o capitalizar una oportunidad de mercado, son del grupo de emprendedores que normalmente se dan cuenta del valor que generan dentro de su comunidad, su entorno y del impacto que tienen mucho más allá del desarrollo de una simple idea, Sin embargo de aquí es de donde parten estas 5 claves para emprender que en muchas ocasiones te llevan a lugares inesperados, aun cuando estos lugares están dentro de ti.

1- Enfócate en tu talento:
Un gran amigo, mentor de emprendedores en Venezuela y Latinoamérica, Carlos Brandt (@chbrandt), me hizo un gran favor, que aún le agradezco, haciéndome entender que desarrollando tu talento es la única forma de que tu emprendimiento o idea de negocio sea sostenible en el tiempo, en pocas palabras, es lo que te asegura que mañana estés haciendo lo que realmente te gusta hacer y es allí donde encontrarás una serie de herramientas o fortalezas que te ayudarán a llegar cada vez más lejos. ¡Gracias Carlos!


 2- Define “ESO” que te hace diferente:
En el mercado, seguro vas a encontrar propuestas similares a la tuya, propuestas superiores o incluso propuestas inferiores, pero para que tu idea de negocio no sea parte del paisaje del mercado, tienes que definir que es “eso” que te hace diferente a los demás. A veces no es suficiente con estar presente, sino que hay que poder identificar, desarrollar y comunicar por qué tu marca  es la mejor opción del mercado.


3.- Date la oportunidad de equivocarte:
Muchas veces equivocarse o fallar da inicio a un millón de posibilidades diferentes de hacer las cosas, de enfrentar los retos y mejor aún de desarrollar tu negocio. Muchas veces creemos aprender del éxito o fracaso ajeno, pero el verdadero aprendizaje está en cómo interpretamos nuestro propio éxito, nuestro propio fracaso y cómo evaluamos esos resultados.


 4- Establece tu definición de éxito:
Cada uno de nosotros tiene definiciones completamente distintas de eso que llaman “éxito”, sin embargo esto está atado a cómo visualizas tu futuro o cómo esperas que sea tu vida y tu negocio en 3, 5 o 10 años y es allí donde establecemos qué tan cerca o lejos estamos del objetivo, sin embargo, aunque te suene conocido, es verdad, “el secreto está en el camino”.


 5- Emprender no es hacer magia:
No existe ninguna poción mágica o fórmula  que te lleve de la nada al mejor lugar del mundo con solo pensarlo, lo que si debes tener claro es que debes pasar muy rápido del “Pensar” al “Hacer” y que mantener el foco, la perseverancia, las ganas y el amor por lo que haces te van a ayudar a encontrar esa “Magia” de la que tanto hablan cuando sales de tu zona de confort.


Estos cinco lugares inesperados, están solo dentro de ti y son de lo que nadie escribe. En algunos casos es a través del camino que vas descubriendo ese despertar, esa manera particular de ver y vivir tus propias experiencias. No te detengas, aun cuando consideres que tu punto de vista o idea no es tan relevante, compártela y te darás cuenta de que puedes inspirar a otros y hasta puedes cambiar el rumbo de las cosas, es allí donde validas el poder de tu emprendimiento.


Yo emprendí por una crisis profesional, cuando pensaba que nada me podía ofrecer alguna garantía de éxito, de poder atender a mi familia y no dedicarle solo las horas disponibles fuera de la oficina, con la crisis del país en el que vivía pensé: ¿qué más estable que trabajar en Marketing en una Multinacional? Llegó mi momento de crisis y nunca pensé que estando fuera de esta multinacional se podría estar mejor, pero me equivoqué.


Y fue cuando pensé que si me quedaba allíí sin hacer nada, me lamentaría algún día de eso. Así que le aposté a mi talento, eso era lo que tenía que hacer porque sabía que mis acciones estarían soportadas en mis habilidades, las cuales me encargue de trabajarlas, perfeccionarlas y cultivarlas.


Hoy después de dos años y tres emprendimientos propios en plena curva de crecimiento, más de 100 charlas y ponencias dentro y fuera de Venezuela,  más  de 45 clientes satisfechos en Latinoamérica y  y el Caribe, dos proyectos de impacto social, una familia llamada HÄRT Group y pertenecer al grupo de ponentes de Expomarketing, no me he arrepentido ni un  solo minuto de haberlo hecho. Emprender ha significado hacer algo verdaderamente importante en mi vida, el valor de seguir mis sueños y lo mejor de todo junto a mi familia. Hoy le doy las gracias a esa crisis profesional por impulsarme, por empujarme a dar ese salto de fe.
Y tú, ¿vas a esperar a que alguien más tome la decisión por ti?


NOTA: Extractos del libro en desarrollo “Del mundo Corporativo al mundo del emprendimiento” escrito por Gabriel Harting M.

 

Comentarios:

Follow us!